Un horno de secado es un equipo que aplica calor a baja o media temperatura por un periodo prolongado de tiempo. Algunas de las aplicaciones más comunes son:

1 Secado de pintura

2 Secado de resinas

3 Deshidratado de flores, plantas y comida

4 Esterilización

5 Pretratamiento de piezas

6 Curado de hule y plásticos

Cuando se requieren secar una cantidad de piezas baja o media, o las piezas son muy voluminosas se utilizan los hornos tipo Batch, o tipo caja. Estos son hornos cerrados al piso donde el material se ingresará manualmente. Pueden tener puertas frontales y posteriores para facilitar y acelerar el movimiento de las piezas. La geometría de estos hornos permite que se puedan secar piezas de muy diversas geometrías y tamaños.

Nuestros hornos cuentan con sistemas de recirculación de aire que permiten ahorrar gas al no requerir calentar aire nuevo. Están fabricados con aislantes de roca y cerámicos de alta eficiencia térmica para evitar las pérdidas de calor. Su control de temperatura es automático por lo que el cliente solo tiene que preocuparse por ingresar la temperatura deseada.