Las calderas de aceite térmico son de envolvente cilíndrica, dispuestas para elevar la temperatura del fluido térmico que circula por dos serpentines concéntricos, mediante la combustión de combustible líquido o gaseoso en un quemador fijado en la tapa delantera.

Nuestras calderas de alta eficiencia incluyen todos los elementos necesarios para su operación. Se trata de una ejecución compacta y lista para su instalación inmediata en el circuito de calentamiento industrial indirecto.

El sistema aprovecha la energía de los humos precalentando el aire de combustión mediante un intercambiador fabricado completamente en acero inoxidable y resistente a la corrosión.